domingo, 7 de septiembre de 2008

Gustavo Adolfo Bécquer

RIMA LIII

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres...
¡esas... no volverán!.

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día...
¡esas... no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido...; desengáñate (mi vida),
¡así... no te querrán!


lo de parentesis se lo agrege yo, me parece suena mejor

si estoy nostalgico, sentimentalon o como lo quieran llamar, y en realidad pienso eso

bonus

RIMA XXX

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?

3 comentarios:

fanntine dijo...

Que bonitos poemas!

Javier Elvira dijo...

GAB me parece interesante pero te he de confesar que la neta no soy muy aficionado de las rimas, creo q es un jueguito que más bien es el mero orgullo de mostrar que se puede jugar con el idioma, la neta no, prefiero las poesías en prosa,como las de Sabines (qué pedo con la compración jajaja pero ése estilo sí me gusta!!!)

Saludos arqui!

andrea!!! dijo...

creo que eso lo lei en alguna ocacion en mi clase de filosifia y letras aunque la verdad no recuerdo muy bien pero me gusto,

saludos